Noticias Nacionales

Berlín sigue tomando medidas contra el aumento de alquileres: la ciudad compró otras 6.000 viviendas

Carteles sobre la avenida Karl Marx en Berlín, Alemania, reclamando la compra del antiguo edificio soviético (REUTERS/Joachim Herrmann)
Carteles sobre la avenida Karl Marx en Berlín, Alemania, reclamando la compra del antiguo edificio soviético (REUTERS/Joachim Herrmann)

Berlín anunció la adquisición casi 6.000 antiguas viviendas sociales que son propiedad ahora de una empresa inmobiliaria, por unos 920 millones de euros, informó el diario español El País.

La operación forma parte de un conjunto de políticas que viene tomando el Gobierno de la capital alemana con el objetivo de frenar la vertiginosa suba de los alquileres en la capital alemana.

En palabras de la ministra regional de Vivienda y Desarrollo Urbano, Katrin Lompscher, se trata de la mayor “recomunalización de la historia de Berlín”.

El socialdemócrata Michael Müller, alcalde de la ciudad, recordó que la decisión ya había sido anunciada a principios de año, cuando habían manifestado la intención de comprar viviendas donde fuera financieramente posible y tuviera sentido para estabilizar los alquileres.

"Mientras tanto, continuaremos construyendo nuevas viviendas y garantizando jurídicamente el tope del alquiler”, dijo entonces.

El edificio sobre la Avenida Karl Marx que la ciudad de Berlín adquirió en julio contra el alza de los alquileres (Reuters)
El edificio sobre la Avenida Karl Marx que la ciudad de Berlín adquirió en julio contra el alza de los alquileres (Reuters)

Lompscher explicó que se trata de antiguas viviendas sociales y que aunque no pueden deshacer “los errores que se cometieron en el pasado cuando se vendieron esas viviendas”, sí pueden dar a los inquilinos la seguridad que perdieron durante la privatización. Y añadió: “Con esta compra ampliamos significativamente las propiedades de las empresas públicas y contribuimos a preservar el equilibrio social en nuestra ciudad”.

El Gobierno de Berlín -una coalición entre el Partido Socialdemócrata, los Verdes y la Izquierda- anunció en junio pasado la decisión de congelar los alquileres durante cinco años, una medida central para los objetivos de frenar el proceso de gentrificación.

Sin embargo, organizaciones de activistas denunciaron en ese momento que el anuncio sirvió para que las empresas propietarias de viviendas aumenten los valores antes de la entrada en vigir de la medida.

En julio de este año, la ciudad hizo la primera adquisición de viviendas, pertenecientes a un antiguo edificio soviético ubicado sobre la Avenida Karl Marx. La compra consistió en 670 apartamentos de un propietario privado que forman parte de un prestigioso proyecto de la década del 50 en el lado Oriental de la ciudad.

Protesta en Berlín contra la suba de alquileres y la especulación inmobiliaria (Reuters)
Protesta en Berlín contra la suba de alquileres y la especulación inmobiliaria (Reuters)

El edificio era objeto de una fuerte disputa entre la ciudad y los movimientos de inquilinos, que reclamaban que se conviertan en viviendas sociales.

El 85% de los habitantes de Berlín son inquilinos y han visto un vertiginoso aumento de sus rentas en los últimos años, lo que ha desplazado a la capital como una de las ciudades más baratas de Europa, y la ha acercado a la situación de otras capitales, como París o Londres.

Según números de Knight Frank recogidos por un artículo de El País, en la última década los alquileres se duplicaron y el precio de venta creció en 2017 un 20,5% más que en ninguna otra ciudad.

En efecto, una de las causas del aumento de la renta es la especulación desatada por la escasez de viviendas y la continuada demanda de una ciudad magnética que no deja de crecer. Cada año se mudan a Berlín unas 40.000 personas para trabajar, estudiar o como refugiados.

Está previsto que la compra anunciada el viernes se formalice en diciembre de este año, y que la operación se realice a través de Gewobag, una de las empresas municipales de vivienda de Berlín.

(Reuters)
(Reuters)

“Gewobag ha firmado hoy un acuerdo vinculante con Ado Properties SA para la adquisición de 5.894 unidades residenciales y 70 comerciales en Spandau (suroeste de la ciudad) y Reinickendorf (noreste)”, expresó la empresa municipal en un comunicado.

Ado Properties SA es una empresa con sede en Luxemburgo que opera en Berlín. “Con la compra, incrementamos nuestro parque inmobiliario hasta los 68.000 apartamentos, para poder asegurar viviendas asequibles”, añadió.

Con todo, no son pocos los sectores que siguen diciendo que la operación es insuficiente. Mientras que algunos colectivos de izquierda aseguran que no se solucionará la escasez de vivienda, otros conservadores se preguntan por qué la medida no se tomó cuando los alquileres eran más bajos. La extrema derecha de Alternativ Fur Deutschland (AfD) afirmó que es “un enorme gasto de dinero”.

Pancartas contra el aumento de los alquileres en Berlín (AFP)
Pancartas contra el aumento de los alquileres en Berlín (AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

La ciudad de Berlín decidió congelar el precio de los alquileres durante cinco años

La ciudad de Berlín adquirió 670 viviendas sobre la avenida Karl Marx para combatir la suba de alquileres

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba