Noticias Nacionales

Reclusos de la banda criminal brasileña PCC tomaron una cárcel de Paraguay y se fugaron con el Jefe de Seguridad como rehén

El operativo policial tras la fuga de presos en Paraguay
El operativo policial tras la fuga de presos en Paraguay

Miembros de la banda criminal brasileña Primer Comando Capital (PCC) que se encontraban detenidos en el Centro de Rehabilitación Social (CERESO) ubicado en la localidad de Cambyreta, a unos 370 kilómetros de la capital Asunción, realizaron un motín dentro de la penitenciaría y tomaron como rehén al Jefe de Seguridad Miguel Medina.

Aproximadamente a las 16:00 se produjo el amotinamiento dentro de la penitenciaría del departamento de Itapúa y posteriormente entre tres o cuatro reos, miembros del PCC, se fugaron del penal utilizando el vehículo de uno de los guardiacárceles llevando a Medina secuestrado.

A unos 3 kilómetros del Centro de Rehabilitación y tras una intensa balacera con los policías, el vehículo tuvo un desperfecto por lo que los delincuentes tuvieron que continuar la fuga a pie ingresando a una zona boscosa que rápidamente fue rodeado por los efectivos de la Comisaría de Cambyreta. Posteriormente fueron llegando más efectivos policiales de otras comisarías de la zona.

El Jefe de Seguridad Miguel Medina rodeado por los miembros del PCC
El Jefe de Seguridad Miguel Medina rodeado por los miembros del PCC

Los miembros del PCC amenazaron con matar al Jefe de Seguridad Miguel Medina si no se cumplían con sus exigencias y de hacer explotar la penitenciaría. Pidieron que lleguen hasta ellos integrantes de la prensa.

"Vengan nomás, vengan acá. Si a nosotros nos pasa algo, vamos a matar al Jefe de Seguridad y vamos a explotar la cárcel", dijo uno de los delincuentes al periodista Josías Escobar de la TV C9N, a través del celular de Medina.

Pidieron un vehículo para ir hasta la Ruta VI con Medina. "Al primer disparo nosotros vamos a matarle al Jefe de Seguridad y después que pase lo que tenga que pasar", dijo el delincuente.

En todo momento los fascinerosos señalaron que tenían armas de grueso calibre e incluso explosivos plásticos C4 que estarían accionando si no se acceden a sus pretensiones.

El mismo Miguel Medina habló con el periodista Escobar a quien pidió que cumplan con las exigencias de los miembros del PCC.

El subcomisario Julio Cáceres dijo que la penitenciaría de Itapúa está ya bajo control y que no sabe nada de los explosivos pero que agentes especializados realizarán una inspección minuciosa del penal para ver si se instalaron o no los explosivos.

La cárcel de Itapúa
La cárcel de Itapúa

Se informó además que existen varios heridos, entre ellos guardiacárceles, dentro del Centro de Rehabilitación que fueron derivados a diferentes nosocomios.

Hasta estas horas los criminales siguen aguardando que se de cumplimiento a sus exigencias, es decir, un vehículo y el ingreso de gente de prensa hasta donde se encontraban.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba