Cubrebocas y toallas húmedas en ventanas: cómo protegerse del humo de incendios en la CDMX

(Foto: especial)
(Foto: especial)

En los últimos días la calidad del aire de la Ciudad de México se ha visto afectada por diversos incendios forestales que han tenido lugar en las alcaldías Álvaro Obregón, Tlalpan, Iztapalapa, Magdalena Contreras, Milpa Alta, Gustavo A. Madero y Cuajimalpa.

Lo que ha provocado que la población sufra de irritación en los ojos, problemas al respirar, tos, picazón en la garganta, etcétera. Incluso han demandado a las autoridades en redes sociales establecer políticas como cancelación de clases para disminuir estos síntomas al no tener que salir a la calle.

Ante la situación, la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil y la Comisión Ambiental de la Megalópolis han emitido recomendaciones para aminorar las afectaciones a la salud de los capitalinos.

La primera sugerencia es permanecer en interiores y no abrir puertas y ventanas a menos que sea necesario. De esta manera el aire dentro de los inmuebles no se contaminará de humo o cenizas provocadas por los incendios.

También es que las rendijas que dan al exterior sean cubiertas con trapos húmedos para evitar la filtración del viento sucio.

Igualmente las autoridades recomiendan no realizar actividades al aire libre, en especial ejercicio, ya que se pueden presentar complicaciones en la respiración. Las escuelas tampoco deberían permitir que los alumnos salieran del salón de clases.

En caso de que sea necesario salir y se esté cerca de algún incendio, o la neblina y cenizas sean muy evidentes, es necesario utilizar tapabocas o respirar a través de prendas húmedas.

En caso de que una persona presente irritación ocular, se debe evitar el uso de lentes de contacto para no empeorar la situación.

Los niveles de contaminación en el Valle de México (Foto: @Aire_CDMX)

Si alguien estuvo en contacto directo con el humo de los incendios o tiene graves dificultades para respirar u otras molestias físicas, las autoridades aconsejan asistir al doctor para realizarse una evaluación.

Y para evitar el incremento de humo e incendios, se ha solicitado a la población no cocinar al carbón o a la leña, no tirar cerillos o colillas de cigarro en la calle y menos en lugares en donde exista vegetación.

Los 20 incendios forestales reportados el último fin de semana, aunado a las altas temperaturas y la poca circulación del aire, contribuyó a que la zona metropolitana del país se acumulara el humo y las cenizas. Esto incrementó los puntos de partículas suspendidas a 141, cinco por debajo de los que se requieren para activar la contingencia ambiental.

Salir de la versión móvil