Noticias Nacionales

Dañó seis greens, insultó a los caddies y fue expulsado del torneo: el minuto de furia del golfista Sergio García

Ex número 2 de la clasificación mundial, ganador del Masters de Augusta en 2017, el golfista Sergio García, apodado el Niño, es reconocido tanto por su talento que lo llevó a ser protagonista del circuito, como por su temperamento díscolo. El español, de 39 años, fue expulsado del torneo disputado en el Royal Greens Golf Club de Arabia Saudita por su mal comportamiento. García dañó seis greens, arrojó su palo e insultó a los caddies, por lo que la organización decidió dejarlo afuera de la competencia.

No es la primera vez que García tiene un rapto de furia: en 1999, ofuscado por su juego, le había lanzado un zapato a un cartel. "Respeto la decisión de mi descalificación. Dañé un par de greens, pedí disculpas y les informé a mis colegas que no va a volver a suceder", señaló el golfista en el comunicado oficial de la competencia.

The Telegraph señaló que había cobrado 570.000 euros por su participación, pero que el vínculo tenía una cláusula referida a la conducta. El momento de mayor tensión fue cuando intentó salir de un banco de arena y, ante un golpe defectuoso, montó una escena de furia que fue viralizada en las redes sociales. Además, arrojó una serie de insultos al aire y también les dedicó personalmente una injuria a los caddies. "¡La madre que los parió a todos! ¡Los caddies de mierda no saben arreglar los bunkers" ¡A tomar por culo", lo acusan de haber vociferado.

"Es bastante poco habitual que este tipo de cosas pasen. Algunas de las marcas que dejó parecían las que podemos ver en Sudáfrica cuando una gacela atraviesa un green. O incluso un camello", apuntó David Williams, director del torneo.

"No volveré a Arabia Saudita por unos años", aseguró García, apenado por las repercusiones.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

La polémica publicación de Ronaldo en pleno Super Bowl: "¿Alguien puede explicar por qué llaman a este deporte fútbol?"

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba