Noticias Nacionales

Detuvieron a 19 personas que cobraban a embarazadas chinas para que dieran a luz en los EEUU

Una antigua imagen de la página de Star Baby Care, que se jactaba de 8.000 nacimientos en EEUU.
Una antigua imagen de la página de Star Baby Care, que se jactaba de 8.000 nacimientos en EEUU.

Las autoridades federales detuvieron a 19 personas en California por ofrecer servicios de "turismo de nacimiento" a China: cobraban entre USD 40.000 y USD 80.000 a embarazadas chinas para guiarlas en el proceso de obtener una visa de visita y terminar por tener a sus bebés en los Estados Unidos, informó Fox. De esa manera, los hijos nacían con "la nacionalidad más atractiva", como promocionaban.

Se trató de la primera actividad pública de una investigación que ya lleva cuatro años y combinó agentes del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), el Servicio de Rentas Interna (IRS) y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE). Entre los detenidos estuvieron Dongyuan Li, de 41 años, cuya agencia se llamaba You Win USA, y los operadores de USA Happy Baby, Jing Dong (42) y Michael Wei Yueh Liu (53).

Una vigésima persona, Wen Rui Deng, de 65 años, ciudadana americana, también fue procesada en ausencia. Los oficiales creen que estaba a cargo de la agencia Star Baby Care, que realizó "la operación de turismo de nacimiento más grande del país". Se cree que actualmente vive en China.

"Cuando las embarazadas chinas llamaban a You Win USA Vacation Services no recibían información para visitar Disneylandia o el Gran Cañón", relató Los Angeles Times. "Se presume que los empleados de la agencia las instruían sobre las mentiras que debían escribir en las solicitudes de visa turística y se aseguraban de que viajaran antes de que su abdomen creciera demasiado como para ocultarlo".

La operación comenzó en 2015 con el allanamiento a edificios de partamentos en los que todo el tiempo había arrendatarias chinas embarazadas o con recién nacidos. ( Jae C Hong/AP)
La operación comenzó en 2015 con el allanamiento a edificios de partamentos en los que todo el tiempo había arrendatarias chinas embarazadas o con recién nacidos. ( Jae C Hong/AP)

El ansiado consejo consistía en que viajaran a Hawaii, donde se mezclarían con la horda de turistas, y dijeran que se alojarían en el Trump International Hotel de Honolulu. Pero de inmadiato, en realidad, abordarían un vuelo a Los Angeles. Allí —y en otros dos lugares del sur de California— esperarían en apartamentos hasta que llegara el momento del parto.

Aunque no hay cifras oficiales, el Centro para Estudios sobre Inmigración cree que los nacimientos de niños chinos por turismo ciudadanía en los Estados Unidos es de unos 36.000 por año. También se conoce que mujeres de Taiwán, Corea del Sur, Turquía y sobre todo Rusia realizan la misma expedición para que sus hijos tengan un segundo pasaporte.

Aunque viajar para alumbrar a un bebé es una razón válida para ingresar a los Estados Unidos siempre que se lo declare como motivo y se cubran los gastos médicos, mentir al obtener una visa es un delito. Una pareja que hizo entrar Li, por ejemplo, pagó USD 4.080 a un hospital argumentando que estaban de viaje y sólo podían hacerse cargo de la tasa de indigencia; los gastos del parto, sin embargo, ascendieron a USD 28.000. La pareja tenía USD 225.000 en una cuenta en los Estados Unidos que se utilizó para hacer compras en una tienda de Rolex y en una de Louis Vuitton.

"No se sabe cuántas mujeres ingresaron a los Estados Unidos mediante las tres agencias implicadas en los procesamientos", señaló el Times. "En el sitio de Star Baby Care, Deng se jactó de haber organizado el nacimiento de 8.000 bebés en los Estados Unidos desde que comenzó su negocio en 1999″.

El “turismo de nacimiento” es conocido en los EEUU, sobre todo de madres chinas y rusas. (iStock)
El “turismo de nacimiento” es conocido en los EEUU, sobre todo de madres chinas y rusas. (iStock)

A las mujeres se les decía que cruzaran la frontera antes del tercer trimestre y utilizando ropa amplia para ocultar el embarazo ante los agentes migratorios. Li dijo en una conversación que fue grabada: "Lo principal es que miran a ver si estás obviamente embarazada. ¿Lo pueden ver? Lo primero es no dejar que lo vean".

Luego la organización las alojaba en apartamentos, donde en 2015 se hicieron allanamientos por denuncias sobre el constante desfile de embarazadas o nuevas madres con sus bebés que rentaban en esos edificios. De allí data el origen de la investigación.

Luego de tener a sus hijos, las mujeres solían quedarse otro mes en el país, para observar la costumbre de zuo yuezi, un régimen de un mes que restringe la dieta y el estilo de vida tras el parto. Entonces, con los documentos estadounidenses de sus hijos, regresaban a China.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

La opinión de abogados de inmigración de Florida sobre el plan de Trump para poner fin a la ciudadanía por nacimiento

Aumentan nacimientos de bebés de madres chinas en Canadá para buscar beneficios con la nacionalidad

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba