Noticias Nacionales

CAME: la producción de las PyME industriales disminuyó un 2,5% en 2018

Las PyME acusaron una caída de actividad en un año recesivo y con alta inflación.
Las PyME acusaron una caída de actividad en un año recesivo y con alta inflación.

Las PyME industriales cerraron un 2018 con los indicadores de actividad más bajos en 16 años, con una caída anual en la producción del 2,5%, profundizada sobre el final del período, que llegó a un -5,9% interanual en diciembre, de acuerdo con lo informado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

El Índice de Producción Industrial PyME (IPIP) que elabora la entidad tuvo ocho meses consecutivos de caída a partir de mayo del año pasado, evidenciando un contraste entre el aumento del 1,2% en el primer semestre y la caída del 6,1% en el segundo.

Fuente: CAME
Fuente: CAME

Las bajas más acentuadas en la comparación anual se dieron en "Calzado y marroquinería" (-20%), "Productos de madera y muebles"(-13,7%), "Productos químicos" (-0,4%), "Productos minerales no metálicos" (-10,1%) y "Material de transporte" (-8,3%).

No quedaron exentos de los retrocesos "Productos eléctrico-mecánicos, informática y manufacturas" (-6,1%), "Productos textiles y prendas de vestir" (-6,1%), "Productos de caucho y plástico" (-5,4%), "Alimentos y bebidas" (-3,9%), "Productos de metal, maquinaria y equipo" (-2,8%), y "Papel, cartón, edición e impresión"(-3,6%).

Mariano Saludjian, de la Cámara Argentina de Fabricantes de Cartón Corrugado (CAFCCO), señaló que, si bien prevén un 2019 de recuperación lenta por un impulso menguado del consumo interno, hay expectativas positivas con lo que pueda ocurrir en materia de comercio exterior, especialmente en sectores como el frutihortícola y el de carnes y pesca, ya que son demandantes de productos con ese material.

Los rubros de calzado y marroquinería fueron los más perjudicados por la caída de la actividad en 2018

Durante diciembre el 53,2% de las industrias consultadas finalizó con caídas en la producción anual (50,6% en noviembre), y el 39,3% tuvo aumentos (41,2% el mes anterior). Todavía son muy pocas las industrias que crecen.

Lo que subió levemente fue la proporción de industrias con rentabilidad positiva: 33,5% frente a 32,6% de noviembre. De todos modos, sigue siendo muy delicada la situación del empresario, ya que liquida stocks para obtener liquidez y cubrir compromisos financieros, pero desequilibrando su ecuación financiera. La cadena de pagos sigue alargándose y se continúan acumulando cheques que en muchos casos se deben cambiar con tasas de descuentos altísimas para cubrir operatorias diarias.

Fuente: CAME
Fuente: CAME

El uso de la capacidad instalada en las PyME subió levemente en diciembre a 58,7%, niveles que continúan siendo bajos y que muestran la necesidad que tienen las industrias locales de ampliar mercado. Hay que tener en cuenta que el capital inactivo implica costos que no se recuperan, lo que afecta la rentabilidad.

En cuanto a la inversión, si bien sólo el 7% de los industriales cree que este es un buen momento para invertir, el año se inicia con un 41% de las PyME manufactureras que ya tiene previsto realizar nuevas inversiones este año o lo está evaluando. Un buen porcentaje, porque si realmente esos desembolsos ocurren, ayudaría a recapitalizar a la empresa.

Seguí leyendo:

La UIA presentó 35 medidas al Gobierno para reactivar la producción de las PyME

La tecnología no destruye puestos de trabajo, cambia su naturaleza de forma positiva

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba