Noticias Nacionales

Preocupación en el campo por la pérdida de atribuciones de la Secretaría de Agroindustria

A lo largo de todo este tiempo el campo se ha transformado en la columna vertebral del actual proceso político que conduce la Argentina. Cambiemos construyó sus éxitos electorales con un fuerte respaldo del sector agroindustrial.

En los discursos del presidente de la Nación, Mauricio Macri, siempre se destacó el aporte del campo al país. Pero en la práctica, últimamente, a la producción se la ha dejado de lado y la desilusión reina en muchos sectores.

En septiembre del año pasado, a pocos días de los cambios en retenciones y de reducir al rango de Secretaría a Agroindustria, esta sección de Infobae junto a la consultora Synopsis realizó una encuesta a referentes del mundo agropecuario.

Unos de los objetivos fue conocer la opinión del sector sobre los cambios en el área que conduce Luis Miguel Etchevehere. En ese momento la gran mayoría consideró que la perdida de rango "no afectaría a las políticas que el gobierno implemente para el campo". Pasaron cuatro meses de esa polémica decisión oficial, y el escenario cambió.

El pasado lunes, y en medio de fuertes diferencias entre el ministro de la Producción y Trabajo, Dante Sica, y el Secretario de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, se publicó en el Boletín Oficial un Decreto presidencial con la reorganización de ministerios y donde claramente quedó demostrado que se profundizó la falta de presencia de Agroindustria en los espacios donde se toman las grandes decisiones de políticas para el campo.

La creación de un comité para la distribución de los cupos de exportaciones otorgados por otros países a la Argentina, que hasta la publicación del Decreto era una tarea de Agroindustria, ahora la cartera de Etchevehere deberá compartir esa función con la Jefatura de Gabinete y la Secretaría de Comercio Exterior, a cargo de Marisa Bircher, quien además tendrá bajo su órbita dicho comité. Una llamativa medida, que además impediría tener la agilidad que se necesita para el otorgamiento de dichos cupos.

El campo, en alerta

Este nuevo avance del área de Producción sobre Agroindustria encendió la alarma en la dirigencia del campo. Matías de Velazco, presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP), en diálogo con este medio comentó, "estamos muy preocupados ante la creciente pérdida de injerencia que tiene la Secretaría de Agroindustria. En un país donde la producción agropecuaria es muy importante, el haber pasado Agroindustria de Ministerio a Secretaría ya es una luz de alarma y ahora esta semana con el recorte de atribuciones de acciones que son específicas de Agroindustria y son llevadas a otras áreas, está claramente demostrado que es una Secretaría que va perdiendo atribuciones. Creo que el presidente de la Nación debería tener en cuenta que en temas agropecuarios las decisiones correspondería que sean tomadas por funcionarios que conocen del tema".

Al referirse a Mauricio Macri y su relación con el sector agropecuario, el titular de CARBAP, dijo: "Parece que sus discursos van en un sentido y las acciones hacia otro. El presidente es consciente de la vital importancia que tiene el sector agropecuario para este país, pero debería darle el espacio que se merece al momento de la toma de decisiones y a la presencia del mismo dentro del gobierno nacional".

El dirigente agropecuario también asoció las últimas decisiones que tomó Mauricio Macri a la puja histórica entre campo e industria, y agregó: "Me parece que este recorte de atribuciones y la baja de rango de Agroindustria, es favorecer esas luchas y diferencias ideológicas que han tenido la industria y el sector agropecuario durante muchos años. Todo esto no contribuye a cerrar una brecha que siempre se trató de poner al campo por debajo de la industria. Son dos sectores muy importantes y que pueden complementarse perfectamente. Sería bueno que exista un ministerio para la industria y otro relativo para las cuestiones del campo, y de esa manera empezar a corregir el actual rumbo".

Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro, se sumó al debate y expresó: "Se está deteriorando el rol de Agroindustria respecto de sus posibilidades de ejercer poder dentro de las áreas de gobierno, fundamentalmente en sectores donde se deben tomar medidas y decisiones gubernamentales y administrativas. Y también estamos observando un deterioro muy acelerado en la relación que mantiene la gestión del presidente Mauricio Macri con el campo, con un muy buen diálogo pero luego con una indiferencia muy pronunciada en las resoluciones de los problemas actuales. La política se construye por gestos, y los gestos del gobierno hacia el campo han transitado un camino de mayor a menor y ahora estamos en una situación en la que hay un distanciamiento muy grande".

A lo planteado por el titular de Coninagro, Carlos Achetoni, presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), dijo que "es preocupante el escaso presupuesto con el que cuenta el área de Agroindustria para temas puntuales como podría ser la agricultura familiar". Y agregó: "Estamos notando que hay pocos fondos para asistir a los pequeños y medianos productores", dijo el federado.

Los productores agropecuarios reclaman un cambio de rumbo. El campo entiende que esta situación de crisis por la que atraviesa el país se deja atrás con más trabajo, y con otras medidas que incentiven la producción.

Los productores están convencidos que no se quiere volver a las políticas del pasado que tanto daño provocaron a muchas producciones. "Hay una fuerte resistencia de volver al pasado, pero en un año particular como el que empezamos a transitar y donde los argentinos volveremos a elegir a nuestros representantes, estamos obligados a expresar que éste presente nos está dejando sin futuro", dijo Gabriel De Raedemaeker, presidente de Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (CARTEZ).

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba