Noticias Nacionales

La Cumbre de Beirut, utopía de un “proyecto árabe”

Militantes de Hezbollah
Militantes de Hezbollah

Existe un notable y profundo desacuerdo respecto a los próximos pasos entre los países árabes islámicos en lo referente la cuenta regresiva para la Cumbre Económica Árabe que se llevara a cabo a finales de este mes en Beirut, capital del Líbano.

En Líbano, hay quienes se esfuerzan por convertir esta Cumbre en la oportunidad para que el régimen sirio regrese a la mesa de los países árabes, aunque como organizadora del evento, la Liga Árabe no quiere escuchar hablar sobre una invitación al régimen de Baahar Al-Assad, luego que la organización expulsó a Siria como estado miembro.

La Cumbre se llevará a cabo en un ambiente de confusión y cautelosa expectativa en varios aspectos; donde los estados árabes -con muchos y graves problemas- parecen incapaces de generar una señal de unidad clara en vista al futuro. Lo mismo parece suceder por el lado de las alianzas regionales árabes, cuyos integrantes, no encuentran un acuerdo sobre cómo manejar adecuadamente los graves desafíos que toda la región árabe islámica tiene por delante.

El dictador sirio Bashar Al Assad y el ayatollah Khamenei (Reuters)
El dictador sirio Bashar Al Assad y el ayatollah Khamenei (Reuters)

A pesar de las advertencias de expertos económicos sobre una crisis financiera inminente, que incluso podría superar la de 2008, los países árabes no están en condiciones de aportar buenas noticias al mundo árabe y al Medio Oriente. A primera vista, esta es una situación básica y muy simple, el Líbano, que será anfitrión de la cumbre a finales de enero, aún no puede ponerse de acuerdo para formar un gabinete, aunque las elecciones generales se llevaron a cabo en mayo pasado. Han pasado ocho meses y el Líbano permanece sin una autoridad ejecutiva que funcione bajo la supervisión de una legislatura electa democráticamente. El país se encuentra sumido por una crisis económica aterradora y por un vacío que los líderes políticos, religiosos y sindicales del país parecen no poder manejar ni resolver.

En otras palabras, del mismo modo en que no hay "denominadores comunes" genuinos entre los libaneses, aun entre aquellos que dicen ser "aliados", también la situación regional actual ha sido testigo de ciertas coaliciones temporales que conspiran incluso contra sus propios intereses. Esto, tarde o temprano, colapsará y propiciará que la situación regional cambie y los enfoques internacionales difieran.

Plenario de la Liga Árabe (AP)
Plenario de la Liga Árabe (AP)

Por otro lado, Hezbollah, es de facto el jugador más fuerte en el Líbano, y aunque no goza constitucionalmente de una influencia comparable, está socavando la unidad de los grupos religiosos y sectarios no chiitas dentro del país. Así evita la formación de un gobierno a partir de su reiterado boicot al Parlamento para no perder sus privilegios, los que sostiene por medio de la ilegalidad de sus armas provistas por el régimen teocrático de Irán.

Hezbollah ha estado haciendo esto desde 1990, al incumplir el Acuerdo de Taif; incorporado en la constitución del Líbano hace 28 años, cuando oficialmente se dio por terminada la guerra civil de 15 años en el país de los Cedros. Lo que ha estado sucediendo en el Líbano no difiere mucho de lo que ha estado ocurriendo en Irak. Allí también hay una crisis profunda, agravada por la influencia del mismo poder regional que ha ayudado a Hezbollah a lograr su poder dentro del Líbano. En Irak, Irán es también el principal jugador y sus deseos y ambiciones son llevados a cabo por la organización más poderosa, las Fuerzas de Movilización Popular (FMP) y otros grupos políticos-terroristas vinculados con Teherán.

Los ministros de Defensa de Irán e Irán (IRNA)
Los ministros de Defensa de Irán e Irán (IRNA)

Allí también hay una crisis causada por la incapacidad de formar un gabinete de Gobierno meses después de las elecciones generales. La razón ha sido el desacuerdo sobre a quién se le darían las tres carteras claves del gabinete: el Ministerio del Interior, el de Defensa y el de Justicia. Irán y sus secuaces ya han logrado asegurarle a su aliado sunita el cargo de Presidente del Parlamento, que, constitucionalmente, está reservado a los sunitas árabes. Este escenario es similar a la insistencia de Hezbollah en asegurar un asiento en el gabinete para uno de los seis parlamentarios sunitas aliados a Teherán.

En cuanto a los kurdos iraquíes, han sido neutralizados efectiva y temporalmente, ello gracias a lo que parece ser una "tregua" no declarada en el escenario iraquí entre Washington y Teherán.

El eje kurdo en Siria nos lleva inexorablemente a Turquía. Aquí, Washington está manejando positivamente la "situación kurda". En ese escenario, lo que se debe esperar es que las visitas del Secretario de Estado Mike Pompeo y del Asesor de Seguridad Nacional John Bolton, puedan aclarar la situación, al menos para los líderes de la región.

Al este del Éufrates, son inseparables los contactos kurdos con el régimen de Bashar al Assad, en tal escenario, también da la impresión de que hay algún tipo de "arreglos" que involucrarían a los turcos en el Norte y a los iraníes en el centro de Siria, Mientras tanto, algunos movimientos están presionando con el objetivo de "terminar con la ausencia árabe" de Damasco y "llenar el vacío" sirio. Sin embargo, tales justificaciones son contrarias a dos verdades absolutas. En primer lugar, para acabar con la "ausencia árabe" se requiere un "proyecto árabe", el problema para los árabes es que hasta ahora ese proyecto no existe; y sobre el "vacío" en Siria, también eso es un mito ya que los sirios han perdido cualquier posibilidad de toma de decisiones independientes, y en su lugar, deben consultar cada paso con Irán y Rusia, quien en realidad son los que deciden en Siria. En estas circunstancias, esperar que la Cumbre de finales de enero en Beirut ofrezca un proyecto de unidad para los países árabes-islámicos no deja de ser una completa utopía.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Un ataque suicida del ISIS dejó 16 muertos en Siria, cuatro de ellos soldados de EEUU

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba