Noticias Nacionales

Así fue la pelea de UFC más sangrienta del 2018

Este domingo el UFC 231 se bañó de rojo en el combate de peso welter entre Gunnar Nelson y Alex Oliveira celebrado en Toronto, Canadá. El combate duró menos de dos asaltos pero la sangre que invadió el octógono enloqueció a los fans.

El islandés se llevó el triunfo por sumisión tras ahorcar a su rival no sin antes haberle destruido la frente a codazos. El brasileño terminó con el rostro lleno de sangre y recibió 29 puntos en su cabeza tras el combate y dejó un texto en las redes sociales.

"Lo más importante es ser siempre fuerte y alegre, un día gana y en el otro puede perder, ¡esta es la vida que vivimos!Aprecio el apoyo de todos y la energía positiva siempre. 'Cowboy' está bien, tuvo que ganar puntos y la vida continúa porque pronto volverá al octágono", escribió en las redes sociales Andre Tadeu, entrenador del brasileño.

(AFP)
(AFP)

En la pelea estelar, el estadounidense Max Gollowar venció a su compatriota Brian Ortega por nocaut técnico en el cuarto round por intervención del médico.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

8 peleadores, USD 50 mil y ningún juez: así fue UFC 1, la primera gran batalla

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba