Noticias Nacionales

Todos miran al dólar, pero los audaces compran bonos a pesar del riesgo país: se juegan por rentas de hasta 51%

Wall Street
Wall Street

Fue un día de pequeños acomodos de los mercados y que favoreció a los cazadores de oportunidades. Si bien el dólar encandila, el dato más contundente fue la baja del riesgo país. No tanto por su magnitud que fue de 11,34% a 1.735 puntos básicos, sino porque hubo un retorno acotado de compradores que hizo una fuerte apuesta a que no habrá default el año que viene y pagó precios más elevados por los bonos de la deuda argentina. Si la jugada les sale bien, las ganancias que lograrán en dólares darán que hablar.

Por caso, el Bonar 2024, el título de referencia de la deuda tuvo una suba de su precio de casi 30% y ahora su renta que alcanzaba a 50% bajó a 35,5%. También fueron por el Bonar 2020 que subió 18% y ahora ronda 51%. Los Discount en dólares con legislación argentina (DICA) subieron más de 10% y aseguran tasas de retorno de 21,15% hasta 2033.

La crisis internacional sacude a la Argentina, poco menos de lo que la Argentina se sacude a sí misma, pero influye en los mercados. El Bono del Tesoro de Estados Unidos a 10 años, subió de precio, porque fue refugio de inversores, y su retorno cedió a 1,53%, el más bajo desde mediados de 2016. Y este es el bono de referencia para medir el riesgo país. Hacia este bono confluyeron los dólares de los países emergentes que vieron caer sus monedas frente al dólar porque la recesión que se anuncia tiene al mundo en alerta. De hecho, hubo coberturas con el oro que aumentó 0,45% y no para de subir. Ya está dando 16% de ganancias en el año.

La caída del dólar mayorista con escasos negocios por USD 537 millones se produjo porque los bancos comenzaron a vender para acomodarse a las disposiciones que regirán desde el próximo martes, cuando deberán limitar la tenencia de dólares contado y futuro. Esto hizo que el dólar mayorista bajara $3 (-5,83%) a $57,40. En bancos y casas de cambio, donde opera el púbico, la caída fue de $2,46 a $49,72 y dejó atrás el fatídico valor de más de $62 del miércoles.

Algunos atribuyeron este ajuste, a que se ve una transición pacífica, aunque no se haya elegido presidente, y a que el que puede ser el nuevo mandatario dijo que le gustaría un dólar a $60. Claro, ignora que la inflación de agosto no será la de julio que dio 2,2%. El dólar va a seguir desequilibrado hasta las elecciones y más allá. Hay factores locales y del exterior que le impiden vivir en calma. El menor ritmo de renovación de los plazos fijos, es uno de los factores y la incertidumbre política, el otro.

Otro dato positivo de esta mini tregua que dio lugar el gesto político de Macri y Fernández, es que el Tesoro vendió USD 44 millones en vez de 60 millones, porque el mercado se achicó notablemente. Los exportadores siguen ausentes y la oferta de divisas es reducida. Además, en la semana hubo una licitación que quitó divisas de la plaza y fue la de Letras del Tesoro con vencimiento en noviembre que absorbieron USD 409 millones que equivalen a un día de operaciones en el mercado mayorista y se liquidaron hoy.

La licitación de Letras de Liquidez, también fue favorable, aunque siguen siendo el punto más vulnerable del sistema. Se colocaron Leliq por $284.889 millones a 74,96% anual una tasa que es apenas 0,03 puntos más alta que la del día anterior. Pero ayuda a que los bancos mantengan su tasa de 5% mensual que pagan a los ahorristas para que no se vayan de los plazos fijos. De todas maneras, lo que absorbió superó a lo que vencía y le permitió absorber $30 mil millones, una cifra que le saca de la mano a los compradores de dólares.

Las reservas, a todo esto, siguen en baja. A pesar de las menores ventas del Banco Central se perdieron USD 455 millones y quedaron en 64.232 millones. La suba del oro atenuó la caída. Hubo pagos a organismos internacionales y a Brasil, pero la salida de dólares de las cuentas de los bancos influyó porque algunas entidades retiraron encajes para devolverles dólares a los clientes. Los depósitos en divisas, al igual que los que están en peso, comenzaron a bajar a un ritmo lento.

La Bolsa tuvo una buena rueda. El S&P Merval, el índice de las acciones líderes, ganó 3,74% con elevados negocios por $ 2.184 millones. Las ganancias más importantes fueron las de Mirgor (15,47%). En dos días este papel subió casi 30%. Banco Supervielle (+12,30%) inició una interesante recuperación. Otra entidad firme fue Banco Galicia (+7,50%).

Fuente: Rava
Fuente: Rava

En Wall Street, los ADR's argentinos -certificados de tenencia de acciones que cotizan en dólares- tuvieron una buena rueda donde lo mejor pasó por Central Puerto (+17,37%). Este papel había caído mucho en las últimas ruedas. Edenor ganó 15,02% y Pampa energía, 12,22%.

El viernes puede seguir la suba del dólar, pero parece que los movimientos frenéticos están algo más calmos, aunque el mundo está haciendo lo suyo para sumar intranquilidad a un mercado nervioso. No hay que olvidar que Brasil va a salir a vender USD 550 millones diarios dólares para impedir que se devalúe más el real. Si el vecino tiene problemas, la Argentina los va a padecer.

Seguí leyendo:

El Gobierno no acordó con las petroleras y aplicará la Ley de Abastecimiento para congelar el precio de los combustibles

El dueño de Mercado Libre se reunió con Alberto Fernández: "Hay que buscar diálogo y consensos"

Publicaciones relacionadas

Cerrar