Noticias Nacionales

Claudio Loser: «El tema con los mercados es la preocupación por el posible triunfo de Fernández, dada la historia del kirchnerismo»

Loser, en su oficina del Centennial Group, la consultora de Washington que ayudó a fundar a su salida del FMI y de la que es presidente para América latina
Loser, en su oficina del Centennial Group, la consultora de Washington que ayudó a fundar a su salida del FMI y de la que es presidente para América latina

Claudio Loser cree que en los últimos días, a partir del triunfo de Alberto Fernández en las PASO, hubo una reacción desmedida en los mercados. "Siempre hay un poco de exageración", afirmó durante una entrevista con Infobae en Washington. Dada la historia del kirchnerismo, dijo también, esto es entendible. Pero otra cosa son las responsabilidades: "No es culpa de ellos por haber ganado, sino que eso genera muchísima incertidumbre", agregó.

Loser, que durante 30 años trabajo en el Fondo Monetario Internacional y dirigió el departamento del Hemisferio Occidental del organismo, cree también que cuanto más cerca esté del poder, "más cuidado debe tener" Fernández en sus declaraciones. La alternativa se ceder a un discurso políticamente atractivo, advirtió, "puede llevarlo a una situación económica difícil".

Fernández dio ciertos mensajes, que va a pagar la deuda, que no va a poner cepo, pero lo hizo a los 15 días de haber dicho lo contrario, que por supuesto fueron antes de que él se convirtiera en un candidato casi seguro.

En cuanto a la relación con el organismo multilateral, una de las incógnitas que se abrirían en caso de un triunfo kirchnerista en octubre, no cree que estén en riesgo las metas fiscales y monetarias que se fijó el Gobierno. Al menos no en lo inmediato. El programa con el FMI podría seguir "sin modificaciones", incluso a pesar de los anuncios presidenciales de esta semana. La prioridad ahora, dijo en otro tramo de la charla, es "cuidar las reservas". Esto implica no dilapidarlas en sostener la cotización del peso cuando las presiones del mercado son tan fuertes. "Hay tanta presión sobre el dólar que si quisieran sostenerlo se les van todas las reservas", sostuvo.

– Hay una discusión política sobre paternidad de la actual crisis, si es del Gobierno porque metió miedo, si es del kirchnerismo por lo que podría hacer. ¿Usted cómo lo ve?

– A mi juicio, el miedo es al cambio. Para los agentes económicos tanto argentinos como del exterior el tema es la preocupación y la incertidumbre relacionada al posible triunfo de Alberto Fernández y dada la historia del kirchnerismo. No es culpa de ellos por haber ganado, sino que eso genera muchísima incertidumbre.

Loser en Infobae
Loser en Infobae

– ¿Y le parece que esa incertidumbre es justificada o hay una exageración en la reacción del mercado?

Siempre hay un poco de exageración del mercado, que tiene una visión simplista. Sin embargo, dadas las declaraciones políticas de Alberto Fernández y la visión e historia Cristina Fernández y gente como (Axel) Kicillof, que sigue siendo muy influyente, eso es lo que determinó el problema. Fernández dio ciertos mensajes, que va a pagar la deuda, que no va a poner cepo, pero lo hizo a los 15 días de haber dicho lo contrario, que por supuesto fueron antes de que él se convirtiera en un candidato casi seguro. En ese sentido, cuanto más cerca esté del poder, más cuidado tiene que tener porque lo que puede ser un atractivo político puede llevarlo, en las condiciones que sea, a una situación económica difícil.

– ¿Comparte la idea de que llevar tranquilidad a los mercados debe ser ahora una tarea compartida?

– No es compartida, pero esto me hace acordar a Fernando Henrique Cardoso y Lula en 2002, donde Lula aún sin ser candidato elegido ponía extremadamente nerviosos a todos los mercados y hubo alguna cooperación en llevar un mensaje tranquilizante en cuanto a cuáles serían las reglas de juego. Porque lo importante es que haya información y que haya certidumbre. La gente quiere entender y quiere previsibilidad.

En la meta monetaria creo que no hay problemas, en la fiscal hay que ver en cuánto se puede empeorar el déficit, sobre todo en el último trimestre y la primera parte del año que viene, donde sí, creo que habría problemas

– En los próximos días va a llegar una nueva misión del FMI a la Argentina. ¿Le parece posible mantener el programa actual, tal como fue diseñado?

– Creo que… evidentemente han habido anuncios de aumentos importantes en el gasto público y eso puede poner en peligro los objetivos, aunque no inmediatamente, y eso habrá que conversarlo. Si los números más o menos muestran que no hay desvíos terribles en el total, viendo todas las variables, no creo haya modificaciones en el programa. Sólo si hubiera un cambio de rumbo drástico podría haber problemas, pero desvíos razonables se pueden manejar razonablemente.

– Es decir que, aún en este escenario de crisis, usted cree que la meta fiscal se podría alcanzar…

– Se podría cumplir en lo general. Si hay una desviación relativamente pequeña yo creo que no sería considerado el fin del mundo, se podría manejar. En la meta monetaria creo que no hay problemas, en la fiscal hay que ver en cuánto se puede empeorar el déficit, sobre todo en el último trimestre y la primera parte del año que viene, donde sí, creo que habría problemas.

– Muchos consideran inevitable una renegociación de los términos del acuerdo y lo ha dicho el propio Alberto Fernández. ¿Le parece que es inevitable llegar a esa instancia?

– Hay que ver qué quiere decir renegociar. Si quiere decir queremos pagar en mucho más tiempo, eso no tiene calce. Si quiere decir mire, nosotros queremos poner menos énfasis en esto o aquello, quizá se puede reconsiderar. Si quieren resultados fiscales que incrementen el déficit en 5 puntos, creo que ahí tendríamos problemas.

El economista trabajó 30 años en el FMI
El economista trabajó 30 años en el FMI

– ¿Y si el planteo es reconvertir el actual programa en un crédito de facilidades extendidas eso es viable?

– Eso sí. En realidad, tienen que tener cuidado, Porque quiere decir que tienen que hacer más cambios estructurales. Probablemente el Fondo les diría "miren, ustedes tienen una legislación laboral que lo único que hace es dejar en negro que en blanco, tienen un sistema jubilatorio que los va a llevar a la ruina en 5 o 10 años", y cosas por el estilo. Y en una facilidad ampliada la idea, en principio, es que se trabaje sobre esas cosas.

– En ese caso, la pregunta sería por la factibilidad política. Es decir si el próximo gobierno tiene la espalda como para hacer esas reformas.

– Exacto, si. Ese es todo un problema, porque es muy peligroso no hacer las reformas.

– ¿Apostó demasiado el FMI al gobierno de Macri sin que fuera realista el ajuste que se le pidió?

– Que se apoyó mucho a Macri es cierto. Macri estaba muy dispuesto y la gente técnica cooperó mucho, aunque se le dio mucho margen, creo que más margen al gobierno argentino que en el pasado. Las metas eran, con pequeñas variaciones, yo diría inevitables para estabilizar la economía. O sea, los déficit fiscales grandes que el mismo Gobierno tuvo, que fue algo equivocado, creo que tienen que corregirse, y nadie quiere tener inflación de los niveles de ahora y poniendo controles de precio tampoco se para. Así que creo que sí, mirándolo desde hoy, quizá se apostó demasiado. Pero no tanto por el programa en sí, que yo diría que en el Fondo se consideraba demasiado blando.

Cuanto más cerca esté del poder (por Fernández), más cuidado tiene que tener porque lo que puede ser un atractivo político puede llevarlo, en las condiciones que sea, a una situación económica difícil

– ¿Es decir que es difícil decir si Macri fue demasiado rápido o demasiado lento con sus políticas?

– Yo diría que fue demasiado lento en los primeros dos años de gobierno, después se echó para atrás. Si esto lo hubiera hecho al principio de su gobierno, y estoy especulando, hoy no tendría el problema que tiene. Esto (por el déficit cero) es una medicina que demora, no es inmediata. No hay solución mágica.

– ¿Cómo imagina la relación del Fondo con Alberto Fernández?

Si Alberto Fernández es práctico, y yo creo que es una persona pragmática, después de los primeros insultos que todos tienen (se ríe), yo diría que podrían hablar razonablemente. No creo que sea tan ideológico como uno teme, espero estar en lo cierto.

Mantener las reservas que hay es crucial. En situaciones anteriores se gastaron todas las reservas para mantener el dólar y eso es insostenible

– Hay además un programa en curso, con desembolsos pendientes…

– Exacto, y él tiene que tener cuidado, poniendolo en términos feos, de no meter la pata.

– ¿Con las reservas y el dólar, por ejemplo? ¿Deberían tratar de sostener la cotización o es mejor dejarlo que suba?

– Yo creo que ahora hay tanta presión que si quisieran sostenerlo, se le van todas las reservas. Mantener las reservas que hay es crucial. En situaciones anteriores se gastaron todas las reservas para mantener el dólar y eso es insostenible.

– ¿Hasta donde se lo deja subir?

– Algo de intervención puede haber. El salto que hubo fue lo que en inglés se llama un overshooting, pero creo por otra parte que hay que dejarlo y el Gobierno no intervenga y la gente sola vea que, bueno, esto es demasiado y se pinche. Creo que se puede pinchar como ocurrió en otras oportunidades.

Seguí leyendo:

El dueño de Mercado Libre se reunió con Alberto Fernández: "Hay que buscar diálogo y consensos"

El Gobierno no acordó con las petroleras y aplicará la Ley de Abastecimiento para congelar el precio de los combustibles

Publicaciones relacionadas

Cerrar