Noticias Nacionales

Narcotráfico, lavado de dinero y Juan Collado: los escándalos del equipo de fútbol Gallos Blancos de Querétaro

Querétaro es un equipo acostumbrado a estar inmerso en la polémica (Foto: Cuartoscuro)
Querétaro es un equipo acostumbrado a estar inmerso en la polémica (Foto: Cuartoscuro)

La venta de los Gallos Blancos de Querétaro en 2002 fue recientemente ligada a la red de lavado de dinero de la que acusan al abogado Juan Collado, un hecho que se suma al historial de polémicas que van desde adeudos de pagos a sus jugadores hasta compra de otras franquicias para poder mantenerse en Primera División del fútbol mexicano.

Fue el empresario Sergio Hugo Bustamante Figueroa quien en sus comparecencias del 20 y 25 de junio pasados antela Fiscalía General de la República, detalló que José Antonio Rico Rico y Collado utilizaron créditos otorgados por Libertad Servicios Financieros SA de CV para comprar al equipo queretano a Tirso Martínez, quien está encarcelado en Estados Unidos debido a sus vínculos con el Cártel de Sinaloa y con Joaquín "El Chapo" Guzmán.

Así, el Querétaro apareció en Primera División luego de comprar la franquicia de los Reboceros de La Piedad, que atravesaba problemas financieros. Este escándalo recién destapado se suma a la lista de vicisitudes y contratiempos que han rondado al club emplumado, que acostumbró a su afición a vivir en la incertidumbre.

La FMF compró a Gallos para reducir el número de equipos(Foto: Cuartoscuro)
La FMF compró a Gallos para reducir el número de equipos(Foto: Cuartoscuro)

La Femexfut compró al equipo para desaparecerlo

En 2004, la Federación Mexicana de Fútbol compró la franquicia del Querétaro para desaparecerla. Dicha transacción se sumó a la que hizo la Femexfut para adquirir al Irapuato con el fin de volver a jugar con 18 equipos a partir del Apertura 2004.

LEE: Al interior del Reclusorio Norte: la oscura prisión donde ingresaron a Juan Collado

El entonces presidente del equipo queretano, Jorge Vázquez Mellado -quien supuestamente solo había aparentado la compra del equipo a Rico Rico-, opuso resistencia para vender a los Gallos Blancos, pero a final terminó por aceptar la negociación que la FMF le propuso en ese entonces.

La afición se ha mantenido fiel (Foto: Cuartoscuro)
La afición se ha mantenido fiel (Foto: Cuartoscuro)

Desempleados y con adeudos

Aquella polémica compra tuvo lamentables consecuencias para los jugadores del equipo, quienes se quedaron sin trabajo luego de la decisión de la Federación Mexicana por desaparecer a su fuente de empleo.

Los futbolistas tuvieron que acudir a la Comisión de Resolución de Controversias, en busca de que se les respetara el 70% del adeudo de sueldos, primas y bonos que se les quedó a deber tras la desaparición del club.

LEE: Vincularon a proceso a Juan Collado: se destapó una verdadera Caja de Pandora

Jugadores como Joaquín Moreno, el paraguayo Julio César Yegros y el argentino Christian Traverso, entre otros, fueron quienes alzaron la voz cuando la Federación compró las franquicias de Querétaro e Irapuato.

El estadio La Corregidora de Querétaro no siempre ha tenido fútbol del máximo circuito (Foto: Archivo)
El estadio La Corregidora de Querétaro no siempre ha tenido fútbol del máximo circuito (Foto: Archivo)

De vuelta a Primera, con sospechoso dueño

Cuando parecía que el equipo desaparecería, el empresario Juan Antonio Hernández trasladó a los Leones de Morelos (anteriormente Zacatepec) para jugar como Querétaro en el Ascenso. Pero vendió el equipo al empresario leonés Axel Bulle, quien logró subir al equipo nuevamente al máximo circuito.

Pero su regreso no podía estar exento del escándalo. La Federación Mexicana de Fútbol le pidió una fianza de USD 5 millones para poder participar en el siguiente certamen. Aunque Bulle dijo haber conseguido el dinero, a fines de 2007, el dueño del Querétaro fue cuestionado por sus presuntas relaciones con el narcotráfico, hasta el momento esas sospechas no se han comprobado.

Gallos no ha alcanzado estabilidad (Foto: Cuartoscuro)
Gallos no ha alcanzado estabilidad (Foto: Cuartoscuro)

El polémico descenso de Gallos en Liguilla

En el Clausura 2013, Gallos Blancos de Querétaro estaba en la disputa por el no descenso al principio de la temporada contra el Atlas y Santos Laguna. A pesar de haber hecho quizá uno de sus mejores torneos en su historia en la Liga MX, en la Jornada 16, tras haberse consumado el empate 1-1 del Puebla -otro rival directo en el descenso– ante el Atlas en los últimos minutos del encuentro, los Gallos Blancos descenderían por tercera vez en su historia, a pesar de haber derrotado 2-1 a las Chivas.

Su descenso exhibió los métodos de competencia de la Liga MX, pues pese a que Querétaro hizo los puntos suficientes para entrar a Liguilla, no pudo participar en esa postemporada que enfrenta a los ocho mejores equipos en eliminación directa en busca del título. Su lugar fue ocupado por Monterrey, que acabó noveno de la tabla general.

La PGR decretó la intervención de los equipos de futbol Gallos Blancos del Querétaro y Delfines de Ciudad del Carmen, propiedad de Amado Osuna Yañez en torno al millonario fraude bancario cometido desde esta ex proveedora de Pemex (Foto: Cuartoscuro)
La PGR decretó la intervención de los equipos de futbol Gallos Blancos del Querétaro y Delfines de Ciudad del Carmen, propiedad de Amado Osuna Yañez en torno al millonario fraude bancario cometido desde esta ex proveedora de Pemex (Foto: Cuartoscuro)

El escándalo de Oceanografía

Cuando parecía que nuevamente la afición queretana se quedaría sin fútbol de Primera División, en 2013, Oceanografía compró a Jaguares de Chiapas para mudar esa franquicia a La Corregidora.

De acuerdo con la declaración de Sergio Hugo Bustamante, que consta en la orden de aprehensión girada, Juan Collado Mocelo recibió parte de los USD 8 millones que pagó Amado Yáñez, propietario de la empresa Oceanografía, quien compró al Club Querétaro, mismo que le fue confiscado por el Gobierno Federal un año más tarde por otro fraude bancario.

Cuando se supo de los fraudes de Oceanografía, mismos que enviaron a Yáñez a la cárcel, el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) decidió subastar al equipo con el fin de encontrar un dueño con la solvencia económica necesaria para mantenerlo con salud financiera en el máximo circuito.

Inés Sainz se quedó sin los Gallos (Foto: Cuartoscuro)
Inés Sainz se quedó sin los Gallos (Foto: Cuartoscuro)

Grupo Imagen gana polémica subasta a Inés Sániz

El 28 de mayo de 2014 la conductora de televisión Inés Sainz salió de una reunión con la certeza de que sería propietaria de los Gallos Blancos de Querétaro junto a su socio Olegario Vázquez Aldir, pero dos días después, el empresario anunció que una de sus empresas, Grupo Imagen, había adquirido al equipo.

LEE: Los tres empresarios mexicanos que recibieron casi el 40% del gasto de publicidad de Peña Nieto y ahora asesoran a AMLO

Sainz denunció ante las autoridades un presunto contubernio entre funcionarios de la Procuraduría General de la República (PGR) y del SAE para la venta del equipo, entonces propiedad de Amado Yáñez, a Vázquez Aldir.

Desde entonces, el equipo queretano se ha mantenido en manos de Grupo Imagen, que en sus primeras temporadas al frente del equipo, tuvo a figuras de la talla de Ronaldinho en su plantel, aunque con el tiempo, se ha dejado de invertir en futbolistas de renombre.

Publicaciones relacionadas

Cerrar