Noticias Nacionales

Qué hay detrás de la denuncia de abuso a una alumna de la UBA que disparó una campaña con 25 mil firmas en Internet

Comisaría 10º de Martínez
Comisaría 10º de Martínez

El 3 de junio pasado los padres de Lorena, de 18 años, denunciaron en la comisaría 10º de Martínez que su hija había sido secuestrada y abusada por varias personas. Según la versión que le dieron a la Policía Bonaerense, un grupo armado la interceptó a plena luz del día en inmediaciones de la sede de la UBA en Martínez, la subieron a una camioneta Renault Trafic blanca, se turnaron para ultrajarla y la abandonaron en el barrio porteño de Retiro.

La Justicia, hasta hoy, no logra probarlo.

Ese día Lorena (un nombre ficticio para proteger su identidad) tenía que entrar a cursar a las 13 en el complejo de la Universidad de Buenos Aires que funciona en calle Córdoba al 2000. Cuando por la tarde no había vuelto a su casa, ni se había comunicado con sus familiares, estos decidieron ir a la comisaría. Ya había toda una movilización policial en marcha cuando sonó el teléfono de su papá, que atendió y escuchó lo que no hubiera querido oír jamás: su hija le hablaba desde Retiro, él le pidió explicaciones, ella le narró que había sido secuestrada y abusada.

El petitorio para más seguridad dirigido a Cristian Ritondo y al intendente Posse que acumula más de 25 mil firmas
El petitorio para más seguridad dirigido a Cristian Ritondo y al intendente Posse que acumula más de 25 mil firmas

El hecho caló hondo en la comunidad de San Isidro y la noticia no tardó en viralizarse. Una vecina, madre de otra alumna de la UBA, conmovida por la situación narró lo ocurrido en el sitio Change.org en un posteo en donde pedía "más seguridad" al ministro Cristian Ritondo y el intendente Gustavo Posse, que hasta este miércoles por la tarde acumulaba ya más de 25 mil firmas y comentarios. El 11 de junio, varios estudiantes se movilizaron hasta la comisaría donde se hizo la denuncia, ubicada en Hipólito Yrigoyen y Paraná, para pedir que se esclarezca el hecho.

Este medio logró comunicarse con fuentes vinculadas a la sede de la UBA en Martínez, donde confirmaron que estaban al tanto del hecho, que un padre había realizado una presentación, y en medio del hermetismo, deslizaron una apreciación, la misma que comparten fuentes de la investigación policial y de la fiscalía del caso: "Hay cosas que no cierran en el relato".

La sede de la UBA en San Isidro
La sede de la UBA en San Isidro

Por el tenor de la acusación y el agravante de que según las versiones que circulaban se estaba hablando de un secuestro, seguido de una violación, en cercanías de una sede universitaria, la fiscal Laura Zyseskind avanzó en una investigación a pesar de que la joven no se presentó en sede policial a realizar la denuncia, ni en la fiscalía, ni en un hospital para que le realizaran los estudios de profilaxis propios de estos casos.

Este medio también pudo constatar que los dos profesores que el 3 de junio pasado debían tener a Lorena como alumna declararon ante la Justicia que ese día la adolescente no se presentó a clase. A una de las materias incluso ya la había perdido. Las cámaras de seguridad tampoco la ubican en el lugar ese día a la hora en que debía ingresar al establecimiento, ni en las inmediaciones de la sede.

En paralelo las versiones, siempre a través de sus padres y de rumores, mientras el tema crecía en redes sociales, iban cambiando en su guión: el primer día era una Trafic blanca con varios ocupantes, el segundo un automóvil con menos personas y para el tercero ya se hablaba de dos sujetos a pie que la habrían abordado. Sus padres, precisaron fuentes vinculadas con la fiscalía, se negaron a dar el teléfono particular del domicilio y tres veces se citó a Lorena a declarar. No asistió a ninguna de las instancias.

Con una investigación en sus manos y sin denunciante, ni familiares que quisieran avanzar con una denuncia formal más allá de la declaración testimonial, la fiscal continuó su trabajo relevando las publicaciones en redes que cada vez eran más y llegó hasta el post subido al sitio Change.org , que inclusive en estos momentos sigue acumulando adhesiones.

La fiscal de Violencia de Género de San Isidro, Laura Zyseskind
La fiscal de Violencia de Género de San Isidro, Laura Zyseskind

El posteo presentaba una imagen borrosa en la que parecía verse a dos personas secuestrando a una mujer. Zyseskind envió personal policial a cotejar esa escena con la de la supuesta denuncia, pero no sólo dio negativa la comparación: se confirmó que la imagen pertenecía a un secuestro en Miami, Estados Unidos. En este sentido la propia autora de la publicación le confirmó a Infobae que el texto fue acompañado de ese archivo "a modo ilustrativo", porque la web exige que haya una imagen.

El mismo texto iba acompañado además de otra escena que, según decía, estaba ocurriendo en la zona, un presunto abusador que acosaba mujeres de a pie. "Un hombre en un auto negro con una máscara en el asiento del acompañante, el cual al ver una chica se le acercaba y le decía: 'Te doy 5 minutos para que corras'", expresaba el posteo.

La fiscalía, tras desmentirlo, explicó que se había puesto desde el municipio un número telefónico a disposición para quien tuviera certezas de esto, pero nadie llamó.

La investigación a pesar de la falta de certezas continúa activa en la fiscalía de Violencia de Género a cargo de Zyseskind -que logró la condena al femicida Fernando Farré y a Carlos Colosimo, tío de Wanda Nara- por considerarlo un hecho grave, en el que se profundizará hasta que pueda considerarse fehacientemente que nunca ocurrió.

SEGUÍ LEYENDO:

Qué hay detrás de la "Trafic blanca" que secuestra chicos y que se viralizó por WhatsApp

Publicaciones relacionadas

Cerrar