Noticias Nacionales

Después de 25 años, el poder de Salinas de Gortari se siente en México: Diego Enrique Osorno

Diego Enrique Osorno presentó en su documental la versión del ex presidente sobre temas como el asesinato de Luis Donaldo Colosio

Un hombre camina de espaldas por un pasillo mientras de fondo se escucha a una multitud que corea "¡Salinas, Salinas!", y, posteriormente se presenta ante la cámara "soy Carlos Salinas de Gortari. Fui presidente de 1998 a 1994", no sin antes haber sonreído al preguntar a su entrevistador "¿Quieres que te dé mi currículum vitae'".

Es una de las primeras escenas de la serie documental "1994" que relata por qué fue una especie del año que México vivió en peligro, no sólo porque se registraron crímenes que conmocionaron al país sino también porque en lo político, en lo social y en lo económico se empezaron a generar una serie de situaciones que México arrastra hoy en día.

El México de hoy vive una serie de circunstancias y asuntos no resueltos que lo atan al año 1994, como la agitación social, la renegociación de un tratado de libre comercio, la falta de impartición de justicia y el ámbito político, hay un personaje recurrente que se volvió a hacer presente durante la administración del Enrique Peña Nieto (2006-2012): el ex presidente Carlos Salinas de Gortari.

Carlos Salinas de Gortari se muestra en la serie como un político que sabe hacer uso de la retórica (Foto: Netflix)
Carlos Salinas de Gortari se muestra en la serie como un político que sabe hacer uso de la retórica (Foto: Netflix)

Durante su gestión, Salinas de Gortari fue llamado por la comunidad internacional como una especie de padre del milagro mexicano, ya que colocó al país en el ojo del mundo por la implementación de una serie de medidas neoliberales que cambiaron la economía nacional.

Pero también, en ese año, vivía sus últimos meses de gobierno que se caracterizaron por una crisis social y política por el asesinato del candidato presidencial del oficialismo, Luis Donaldo Colosio, y el alzamiento del insurgente Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en las montañas del estado de Chiapas.

Lee: "1994", el año que cambió a México

"El PRI en aquella época era controlado por lo que era el salinismo y hoy en día, lo que queda, aunque sea una fuerza que no tiene la importancia que tenía, es una fuerza signficativa y quien tiene el control hoy en día es el salinismo", expresó en entrevista con Infobae México el periodista Diego Enrique Osorno, director de la serie de la cadena Netflix.

El sub comandante Marcos encabezó la lucha armada del EZLN en 1994 (Foto: Cuartoscuro)
El sub comandante Marcos encabezó la lucha armada del EZLN en 1994 (Foto: Cuartoscuro)

Y es que 25 años después, Claudia Ruiz Massieu, la presidenta de PRI, es sobrina de Salinas de Gortari; el libre comercio que fue uno de los símbolos del gobierno del ex mandatario es nuevamente tema de controversia en medio de la ratificación del T-MEC –que sustituye al TLC de Salinas- y de la amenaza de Donald Trump por imponer aranceles a productos mexicanos.

"Con la llegada de Ernesto Zedillo a la Presidencia se perdió un poco el salinismo, pero se recuperó con la llegada de Enrique Peña Nieto, que esto no quiere decir que haya sido la mano completa que movía la cuna, pero sí una de las manos", expresó Osorno.

Lee: El video sin censura del asesinato del candidato presidencial, Luis Donaldo Colosio, que consternó a México en 1994

Aunque la rivalidad entre Salinas de Gortari y el actual presidente, Andrés Manuel López Obrador es pública, ambos han enfrentado situaciones en común.

"Hay una agitación política en la actualidad que en buena medida hace correspondencia a lo que ocurriera en el 94, un año que por un lado el país estaba abriéndose al mercado con Estados Unidos y Canadá… por otro lado hay también un despertar social a raíz del alzamiento zapatista", dijo Osorno.

Ernesto Zedillo marcó una ruptura con el salinismo (Foto: Archivo)
Ernesto Zedillo marcó una ruptura con el salinismo (Foto: Archivo)

Con su llegada y sus medidas económicas Salinas despertó grandes esperanzas, al igual que López Obrador quien "hoy en día, este gobierno está generando una expectativa muy alta".

Un cuarto de siglo después de terminar su Presidencia, Diego Enrique Osorno considera que Salinas sigue siendo uno de los políticos "más avezados" en el uso de la retórica.

"Es un político que tiene a Maquiavelo como un referente. Es alguien que genera un lenguaje verbal y no verbal que dice mucho, establece en este documental".

El caso Colosio, 1994 y el sistema de justicia

El asesinato de Luis Donaldo Colosio en 1994 sigue sin tener una conclusión que deje satisfecha a la opinión púbica (Foto: Especial)
El asesinato de Luis Donaldo Colosio en 1994 sigue sin tener una conclusión que deje satisfecha a la opinión púbica (Foto: Especial)

Aunque la temática de la serie es retratar en general el año 1994, el caso Colosio domina la mayor parte de la memoria, ya que el magnicidio del candidato, el 23 de marzo en Tijuana, marcó un antes y después en el tema de la impartición de justicia en México.

Diego Enrique Osorno se suma a una serie de voces que señalan que si el caso Colosio se hubiera resuelto de una manera distinta, el país no atravesaría por el clima de impunidad que impera en la impartición de justicia.

Aunque Mario Aburto, el llamado asesino solitario, está en prisión desde 1994 como único responsable del crimen, su caso ha despertado una serie de dudas por las inconsistencias en la investigación y la sospecha de un crimen orquestado desde la cúpula del poder del que hasta ahora se desconoce a los autores intelectuales.

Lee: "1994": la serie de Netflix sobre uno de los años más conflictivos en la historia de México

La serie recupera videos sobre los interrogatorios a Aburto y las inconsistencias que muestran, otros detenidos, que después fueron liberados, como Othón Cortéz Vázquez, narran cómo fueron fabricados los cargos en su contra.

"Si nuestro sistema de justicia fue incapaz de buscar un debido proceso en un caso de esta magnitud, qué podemos esperar de sistema de justicia", cuestiona Osorno.

Como conclusión, asegura que si se compara 2019 con 1994, no se sabe si es un año que nos persigue o si simplemente no ha terminado.

Publicaciones relacionadas

Cerrar